Amor Hostil-Sophie Jordan

Lady Meredith Brookshire, viuda y arruinada, no tiene más remedio que ir a vivir a Oak Run junto con su padre y su tía. ¿Dónde si no podrían ir a parar? Su tranquilidad humilde pero seguro, se verá perturbada con la aparición del nuevo heredero de Brookshire, Nicholas Caufield, que pretende hacerse con la única propiedad de Lady Meredith. Él es tan guapo como arrogante y, para colmo, debería estar muerto. Y él único plan que Meredith ve viable para evitar quedarse sin donde vivir ella y su familia es una idea que la puede llevar a la ruina o a la salvación… y a la cama del hombre que juró que odiaría.
Nicholas, aristócrata reticente, no confía en esta mujer algo histérica pero irresistible gracias a su mirada inocente y penetrante de ojos verdes. Cuanto antes consiga casar a esta belleza tentadora con algún valor masculino, mejor. Pero hay un ligero problema: no soportaría verla en brazos de otro.
Anuncios

MUY SALVAJE PARA SER DOMADO

MUY SALVAJE PARA SER DOMADO
¿Se casaría alguna vez una reticente belleza con…?
La testaruda Lady Portia Darring tiene un impecable pedigrí… y ni un centavo a su nombre. Razón por la cual está sola en un lluvioso páramo sombrío en Yorkshire, esperando a un adinerado conde, al que nunca ha visto, pero con el que su familia insiste en que se case. Cuando casi la atropella el semental del apuesto canalla, Portia está más decidida que nunca a rechazar la propuesta de Heath Moreton. Puede ser un guapo demonio, ¡pero nunca podría casarse con un granuja que está tan claramente fuera de control!
¿Una bestia salvaje e incorregible?
Un soltero declarado, descendiente del famoso “Loco” clan Moreton, Heath no será atrapado en un matrimonio. ¿Por qué entonces esta belleza empapada por la lluvia lo excita tanto? El deseo lo consume, pero la dama, extremadamente tentadora, se resiste a sus mejores tácticas de seducción. Ahora sólo queda una vía: Heath debe ignorar su mala sangre, vencer a su bestia interior… y demostrarle a Portia que ella es la única mujer capaz de dominar su corazón.
DESCARGAR