Treinta Días – Joann Ross

Hunter St. John quiere a Gillian Cassidy… en su cama y dando rienda suelta a todas sus fantasías. El trato es que durante treinta noches es suya, para poder hacerla gritar de placer. Esto conseguiría aplacar su sed de venganza y quizás logrará sacarla de su cabeza.

A pesar que Gillian se siente algo escandalizada, también está algo excitada. Nunca ha podido olvidar a Huntery como la hacia sentir. Por mucho que este trato no fuera más que un chantaje, era algo que desea rememorar, pero… ¿Qué pasaría cuando acabaran los treinta días?

DESCARGAR