Placer en París

Después de ser engañada por su prometido, Autumn Maguire utiliza sus billetes para la luna de miel para explorar París por su cuenta. Deseosa de experimentar el verdadero estilo de vida bohemio, responde un anuncio en el que se busca modelo artística. Algo extraño sucede cuando cambia sus ropas por la capa roja del artista… se ve asaltada por una sensación de intenso despertar sensual. De pronto cae un rayo y gracias al poder de la magia negra se ve arrastrada al siglo XIX, donde el escandaloso pinto Paul Borquet insiste en que se convierta en su musa de cabello caoba. Entre la extraña vestimenta de la gente, las claustrofóbicas calles parisinas y el abrumador deseo sexual, Autumn no logra asimilar dónde se encuentra y cómo demonios ha llegado allí. Y, francamente, con las expertas caricias que Paul imprime en su cuerpo, ¿de verdad le importa regresar al presente?

DESCARGAR

El Perfume de Cleopatra

Europa 1939.
Puede que el mundo esté a punto de entrar en guerra, pero eso no es motivo para que las clases privilegiadas renuncien a satisfacer sus más profundos deseos. En clubes exóticos y exclusivos, buscan las delicias de la carne sin pararse a pensar en el mundo que se desmorona a su alrededor.
Eve Marlowe tiene todo cuanto necesita para llevar la vida más decadente posible: dinero, nobleza, aplomo… y un insaciable apetito por la aventura sexual. Tiene, además, un singular tesoro: una fragancia de antiguo origen que se rumorea ha sido preparada por la mismísima Cleopatra. Seductora, irresistible, incluso mística… es la fragancia de la sensualidad.
El poder de este elixir es tal, que arrastra a lady Marlowe a un juego mucho más peligroso que ninguno en el que haya participado en oscuros dormitorios de sórdidas tabernas. Mientras los nazis deboran Europa y el norte de África, Eve se embarca en un febril viaje con ardientes escalas en El Cairo, Londres, Berlín… cada ciudad está repleta de nuevos peligros y placeres para alguien ungido con pura lujuria.

DESCARGAR

PLACER ORIENTAL

Primavera de 1873.
Yo, Katie O’Roarke, llegué a Japón en la primavera de con mi virginidad intacta, mi corazón cargado de nostalgia y mi alma ansiosa por encontrar los placeres que me negaba mi marido, lord Carlton, un hombre frío y egoísta, poseído por una crueldad sin límites.
El país oriental contrastaba en todos los aspectos con la tediosa vida que llevaba en Londres y me permitía olvidar mi horrible matrimonio. Pero cuando mi marido me atacó en un estado de embriaguez y locura no pude seguir soportándolo y hui a las montañas. Allí encontré a Akira, un joven samurái que me llevó hasta Shintaro, el jefe del poderoso clan guerrero.
Al principio recelaba de mi presencia, pero Shintaro empezó a visitarme a diario hasta que el sonido de sus pisadas bastaba para que se me desbocase el corazón. Me enseñó el camino del guerrero, el valor del honor, la lealtad y la dignidad, y también un mundo de infinitas posibilidades eróticas en el que yo iba a descubrir una fuerza insospechada. Juntos prenderíamos la pasión prohibida, traspasaríamos las barreras del placer y evocaríamos el peligro en su forma más sensual.
Pero mi marido estaba empeñado en encontrarme y hacerme pagar por la humillación sufrida. Y yo no podía seguir ocultándome entre los naranjos del valle cuando una oscura amenaza se cernía sobre mi destino…