DESPERTANDO A LA TENTACION

¡Una aventura sexy era justo lo que ella necesitaba! A diferencia de sus amigos, Juliet Emory era capaz de cualquier cosa con tal de evitar el altar. La vida de soltera era demasiado divertida como para atarse a un solo hombre. El guapísimo Cole Matheson era un buen ejemplo. Quizá fuera un poco puritano para Juliet, pero sus increíbles besos revelaban una pasión oculta bajo su apariencia de buen chico. Cole no solía tener aventuras… hasta que conoció a Juliet. Aquella mujer era una tentación a la que nadie podría resistirse, así que Cole accedió a aquella aventura sólo con la intención de retenerla en su cama. Pero sus sentimientos no tardaron mucho en hacerse más y más profundos. ¿Cómo podría convencerla de que la mejor aventura era aquélla que llegaba después del compromiso?
DESCARGAR