SERIE A VIRGIN RIVER

1° UN LUGAR PARA SOÑAR

“Se busca comadrona para trabajar en Virgin River, un pueblo de seiscientos habitantes. Un lugar diferente rodeado de bosques de secuoyas y ríos de aguas cristalinas. El puesto de trabajo incluye la vivienda gratuita”
Cuando Melinda Monroe leyó aquel anuncio al año de haber enviudado, decidió inmediatamente que Virgin River era el lugar perfecto para superar su dolor y retomar el trabajo de comadrona que tanto le gustaba. Pero sus esperanzas se hicieron añicos en cuanto llegó allí: la cabaña estaba destrozada, las carreteras eran intransitables y el médico del pueblo no quería saber nada de ella.
Comprendiendo que había cometido un terrible error, decidió marcharse a la mañana siguiente. Pero una recién nacida abandonada en la consulta del médico le hizo cambiar de planes… Y un ex marine contribuyó a consolidar ese cambio. Melinda Monroe había llegado a Virgin River buscando una forma de escapar, pero encontró un hogar.

2° UN LUGAR PARA AMAR

John Middleton, «Predicador» para los amigos, estaba a punto de cerrar el bar donde trabajaba cuando entró una joven con un niño de tres años intentando protegerse de una fría noche de octubre. Como cualquier marine, Predicador sabía reconocer una situación de crisis nada más verla, y aquella mujer estaba cubierta de moratones. Inmediatamente deseó protegerla,castigar a quien le hubiera hecho aquello, pero supo también desde el primer momento que aquella necesidad de protegerla iba acompañada de otro sentimiento.
Paige Lassiter había conseguido despertar nuevos sentimientos en aquel gigante de buen corazón, sentimientos a los que hasta entonces jamás se había permitido dar rienda suelta. Pero cuando el ex marido de Paige apareció en Virgin River, Predicador supo que su propio futuro estaba en peligro. Y si había algo que había aprendido del lema de los marines, Semper Fidelis, siempre fieles, era que había cosas por las que merecía la pena luchar.

3 °LA ROCA DE LOS SUSURROS

Mike Valenzuela, ex marine condecorado y policía de Los Ángeles, había sido tiroteado estando de servicio y en Virgin River había encontrado no sólo un lugar en el que curar sus heridas, sino también la posibilidad de recuperar la esperanza. Cuando aceptó convertirse en el primer y único policía del pueblo, lo hizo siendo consciente de que había llegado el momento de sentar cabeza. Divorciado dos veces y con una lista interminable de amantes, anhelaba en secreto comprometerse con una mujer para siempre. Y descubrió que Brie Sheridan, una fiscal de Sacramento, era la mujer con la que quería compartir su vida.
También para Brie, Virgin River se había convertido en un refugio seguro después de haber estado a punto de perder la vida a manos de un violador. A pesar de ser una mujer dura y valiente, a veces no era capaz de dominar el llanto, pero en Mike había encontrado a un hombre dispuesto a demostrarle que podía volver a confiar.

4° UN NUEVO DÍA

Las Navidades anteriores, Marcie Sullivan se había despedido para siempre de su marido. Un año después, había ido a buscar al hombre que había salvado la vida de Bobby y le concedió tres años más para amarlo: Hacía cuatro años, el marine Ian Buchanan arrastró el cuerpo malherido de su compañero Bobby hasta el hospital de campaña en Faluya. Luego, desapareció en cuanto su batallón volvió a su país. Marcie siguió el rastro de Ian hasta el pueblo de Virgin River, y se encontró con un hombre tan herido por dentro como Bobby lo estuvo por fuera. Sin embargo, a medida que Marcie iba conociéndolo, también iba descubriendo un alma dulce y atormentada detrás de una superficie huraña.
Ian no sabía qué hacer con esa viuda joven y decidida que lo obligaba a mirar hacia un pasado doloroso y. lo que era peor, hacia un futuro incierto. Sin embargo, quizá fuera ya el momento de ahuyentar a los fantasmas y abrir el corazón.

5 ° SIEMPRE FIEL

En cuestión de meses, Vanessa había enterrado a su marido y había dado a luz a su hijo: sintiendo cómo en un momento se le rompía el corazón y al siguiente se le llenaba de alegría. Pero el único hombre con el que querría compartir esa nueva ilusión por la vida se comportaba como si ella no existiera.
Paul Haggerty vivía de acuerdo con el lema de los marines: «siempre fiel». Siempre fiel a su mejor amigo, había intentado consolar a su viuda lo mejor que había podido, teniendo en cuenta que llevaba años secretamente enamorado de ella. En aquel momento de su vida, justo cuando estaba a punto de hacer el primer movimiento en aquella dirección, ella le reclamaba algo que difícilmente él le podía negar…


DESCARGARLOS

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s