El vals del Diablo

El Vals Del Diablo

Christian Montcalm era un hombre práctico. Y también un granuja sin un céntimo, pero su plan de seducir y llevar al altar a la deliciosa señorita Hetty Chipple pondría remedio a ese engorroso inconveniente. Sin embargo, un obstáculo de lo más fascinante hacía peligrar sus esperanzas.

Annelise Kempton no deseaba otra cosa que interponerse entre aquel despreciable canalla y la fortuna (por no hablar de la virtud) de su joven pupila. Annelise entendía muy bien la desesperación de quien se encuentra en apuros, pero estaba dispuesta a encargarse personalmente de que Montcalm no se saliera con la suya. El único escollo que había en su camino era un hombre cuyo encanto de donjuán podía tentar a una santa, o condenar a una redomada solterona a noches en blanco… presa del deseo de dar su merecido al diablo.

DESCARGAR

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s