La mujer definitiva

Al irresistible Mark O’Grady le encantaba estar enamorado. El problema era que solía precipitarse demasiado y ya había abandonado a cinco mujeres en el altar.

Las cosas cambiaron cuando, a través de la revista Texas Men, conoció a la maravillosa Charlie McPherson. Deseaba que formara parte de su vida… y de su cama, para siempre. Sabía con total seguridad que ella era la definitiva. Lástima que Charlie no tuviera la menor intención de convertirse en su sexta víctima.
DESCARGA


Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s